La Web 2.0 al servicio de la comunicación

La Web 2.0 al servicio de la comunicación

 

@AlcantaraSylvia @AlcantaraCorral

Los profesionales de la comunicación empresarial deben analizar las rentabilidades de sus actuales planes de comunicación y medios y empezar a cambiar teniendo en cuenta los nuevos hábitos de información de los consumidores.

El reto fundamental del profesional de comunicación es encontrar un enfoque estratégico que derive en un uso eficaz de determinas herramientas para conseguir determinados objetivos.

En las redes sociales y, en general, en la Web 2.0, el mensaje ya no es unidireccional y unívoco (de empresa a consumidor), sino que se multiplica por la cantidad de personas que simpaticen con la marca, quienes se comunicarán con ella al establecer una afinidad y recomendarán la marca a sus redes de contactos.

Los clientes y potenciales clientes, que hasta ahora eran meros receptores de información corporativa, se convierten con la ayuda de los nuevos medios digitales en emisores de información y opinión. Desde siempre, los clientes han hablado entre ellos y se han recomendado cosas, pero con la llegada de la Web 2.0 estas conversaciones se han multiplicado por miles.

El nuevo modelo de comunicación digital de cualquier empresa se basa en el diseño de un potente sitio web corporativo, así como en la incorporación de una serie de herramientas y funcionalidades Web 2.0 con el fin de garantizar una mayor eficacia y rentabilidad de la estrategia de comunicación corporativa. Tenemos ante nosotros un nuevo modelo de comunicación empresarial (externo e interno) que no se limita a transmitir información sobre la empresa, sino que además permite a los clientes y empleados interpretar la información con otros potenciales consumidores y todos formar parte del proceso informativo.

En todos los casos, utilizan en sus estrategias de comunicación algunas de estas herramientas para escuchar lo que dicen los consumidores sobre sus productos y servicios con el fin de darles respuestas personalizadas.

En el ámbito de la comunicación interna, las nuevas tecnologías pueden contribuir enormemente a la dinamización de una nueva cultura empresarial que preste mayor atención y compromiso a las necesidades reales del cliente. Algunas compañías como IBM, ING Bank y Walt Disney han incorporado ya varias herramientas Web 2.0 en sus políticas de comunicación interna, con el fin de establecer canales permanentes de conversación fluida entre la dirección y los diferentes departamentos de la empresa.

De una manera muy básica, se pueden resumir en cuatro cambios fundamentales lo que ha traído la web social para las empresas.

  • Un mayor énfasis en conectar con el cliente antes que, en vender el producto.
  • Una mayor atención de las empresas a los consumidores de modo individual.
  • Una comunicación más transparente.
  • Una presencia mayor y más facilidad para llegar a los consumidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *