A vueltas con el Big Data

A vueltas con el Big Data

 

@AlcantaraSylvia @AlcantaraCorral

Big Data es en el sector de tecnologías de la información y la comunicación una referencia a los sistemas que manipulan grandes conjuntos de datos. Las dificultades más habituales en estos casos se centran en la captura, el almacenado, búsqueda, compartición, análisis, y visualización.

Este crecimiento exponencial del volumen de información electrónico almacenado en el mundo amenaza nuestra capacidad de procesar la misma. Las bases de datos tradicionales y el procesamiento centralizado de la información se muestran como técnicas insuficientes para hacer cara a este fenómeno, que ha dado lugar al concepto de Big Data, conjunto de datos demasiado grandes para su tratamiento con herramientas tradicionales de gestión de bases de datos. Así lo manifestó Emilio García en el Congreso nacional de Interoperabilidad y Seguridad.

Muchas empresas no son conscientes de gran cantidad de datos que manejan y son incapaces de procesarla. Una base bien estructurada se convierte en una herramienta más de marketing porque a través de los datos pueden segmentar al público y enviar mensajes personalizados, simplemente cruzando datos personales con el historial de compra. Esto se traduce en grandes beneficios.

Un ejemplo muy claro lo publicó Gemma Gandón en El País.  Lo que hace el Big Data es crear sistemas para la comprensión de estos datos, aportando fórmulas para establecer relaciones que aporten una información demasiado compleja para ser captada a simple vista. Es decir: antes del Big Data un supermercado podía saber si una mujer era clienta asidua, qué compraba y cuánto gastaba. Con el Big Data el supermercado puede saber, en base a los patrones de consumo de esta mujer (captados por su tarjeta cliente) y el cruce de estos con otros datos (acuerdos estratégicos con bancos, empresas de seguros), si esa misma mujer está embarazada y en qué momento de gestación se encuentra.

Pero, el Big Data también tiene sus inconvenientes, ya lo decía John Hordan en el Wall Street Journal   Hay un mayor potencial para la invasión de la privacidad, una mayor exposición financiera en mercados que se mueven con rapidez, mayor dificultad para distinguir el ruido de la información importante y un mayor riesgo de dedicar mucho dinero y tiempo a problemas mal definidos.

Para manejar estas bases de datos es necesario contratar personal calificado para trabajar con herramientas de análisis de datos como Hive, Pig, Cassandra, MongoDB o Hadoop. Pocas empresas tienen expertos que puedan siquiera justificar desde el punto de vista comercial el costo de contratar expertos en grandes datos, muchos menos evaluar la calidad de los postulantes.

Teniendo en cuenta todo el potencial del Big Data, U-tad  – el Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital – señala cinco grandes ventajas competitivas para las empresas que establezcan y desarrollen una estrategia adecuada en Big Data:

1.Implementación de mejoras tecnológicas que posibilitan la adquisición de datos y permiten descubrir las necesidades y puntos de mejora en la compañía.

2.Inmersión de nuevas variables en la toma de decisiones a través algoritmos automatizados: los análisis de los datos pueden mejorar sustancialmente la toma de decisiones dentro de una compañía reduciendo al mínimo los riegos. La toma de decisiones no son siempre la misma, algunas organizaciones ya están optimizando sus decisiones mediante el análisis de datos de clientes, empleados, o incluso sensores incorporados en los productos

3.Innovación en la creación de productos y servicios: hay que tener en cuenta que el Big Data permite que las compañías evalúen sus productos. Mediante el análisis de datos las empresas obtienen información muy valiosa que les permite crear nuevos productos o rediseñar los ya existentes.

4.Segmentación de los clientes para personalizar acciones: de esta forma las empresas pueden orientar sus servicios y satisfacer las necesidades de sus consumidores de forma específica.

5.Mejora de la accesibilidad y la fluidez de la información dentro de la propia empresa. Las empresas que digitalicen los datos y habiliten herramientas para facilitar la búsqueda de información crearán una dinámica de trabajo más rápida y eficaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *